Páginas

viernes, 10 de febrero de 2017

Aunque partan barcos en la noche

Aunque partan barcos en la noche,
como fugitivos, 
cuya carga son los sueños e ilusiones robadas, 
y dejen en tierra firme 
los insomnios y los demonios, 
siempre amanece.

Con la claridad del día,
aparecen las musas, las hadas
y los duendes. 
En el puerto dorado 
despierta la esperanza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario