Páginas

viernes, 10 de febrero de 2017

Aunque partan barcos en la noche

Aunque partan barcos en la noche,
como fugitivos, 
cuya carga son los sueños e ilusiones robadas, 
y dejen en tierra firme 
los insomnios y los demonios, 
siempre amanece.

Con la claridad del día,
aparecen las musas, las hadas
y los duendes. 
En el puerto dorado 
despierta la esperanza.


jueves, 9 de febrero de 2017

Aquel que nunca supo nuestros nombres (redescubriéndome)

Aún recuerdo cuando tus tristes palabras
apagaron el fuego, 
y agotaron nuestro vino.
Fría y sedienta, 
no supe qué decir...
La amarga sorpresa me mantuvo inmóvil 
al calor tenue de las brasas. 

A ti te crecieron las alas. 
Y volando buscaste abrigo 
donde yo no pude alcanzarte. 
En algún remoto lugar,
refrescaste tu garganta con néctares 
de sabores a amores nuevos y olvido. 

Vuelves ahora, con la primavera.
Llevas un atizador en la mano, 
con él pretendes reavivar las escasas brasas 
de mi hoguera muda. 

No consigues mas que remover cenizas
que también cubren botellas vacías.
¿Recuerdas el día que las intenté llenar con mi saliva,
incluso me corté el labio,
para que manara sangre
y creyeras que era vino?

Por mi parte, he decidido abrir puertas y ventanas,
una brisa fresca
aireará todas las estancias
donde, tal vez, hubo un "tú y yo". 
Porque ahora sé, 
que aunque no estés, 
se seguirán sucediendo las estaciones.

También aprendí, 
durante tu ausencia,
que las flores jamás pierden su efímera belleza, 
ni los pájaros dejan de cantar, 
ni la verde hierba del prado pierde su brillo.
Y que siempre encontraré cobijo
bajo aquel árbol 
que nunca supo nuestros nombres. 



El tiempo la volvió loca (redescubriéndome)

Mendigo minutos y segundos 
(horas sería mucho pedir),
ajenos, no quieren estirarse, 
desperezarse o volar conmigo. 
Obtengo las monedas del tiempo muerto
cuando los ojos están cerrados. 
Oscuridad y céntimos.
¿Y el corazón?
Se lo oye palpitar al compás del tictac del reloj. 

¿Cuántas monedas quedarán en los bolsillos del tiempo?
El oro del tiempo libre no muestra su color. 
A lo lejos se escucha una melodía que dice:
"reloj no marques las horas porque voy a enloquecer..."
¿De verdad enloqueció cuando ella se fue?
No lo creo, 
solo se trata de un viejo bolero. 
La única que enloqueció fue ella. 
Tictac. 


lunes, 29 de octubre de 2012

En otoño también amanece de Bárbara Fernández



Encuentro con En otoño también amanece
Para que os hagáis una idea general de cómo hice la exposición de la presentación del libro de Bárbara Fernández, "En Otoño también amanece", comparto con vosotros la chuleta que llevé. Hubo muchas más palabras, aparte de éstas que os dejo aquí, a modo de preguntas, comentarios, etc. Fue una presentación dinámica, participativa, divertida...
Espero que mis apuntes os gusten y os anime a leer el libro.


En otoño también amanece de Bárbara Fernández

Es un libro sobre una mujer: Agustina. Ingresa en una residencia para liberarse de las cargas familiares. De los hijos, nueras y nietos que coartan su libertad. A raíz de esta decisión, su vida se convierte en una aventura tras otra. 

No a todos les parecerá bien su forma de actuar. Digamos que todo lo contrario... Sus compañeras de residencia, celosas y aburridas, no paran de chismorrear sobre ella. Pero Agustina lo tiene muy claro, como ella misma dice:

"Cuando salí seguían los murmullos a mis espaldas. Poco me importaba, no era una niña, era una mujer en plenas facultades y a estas alturas de mi vida me resultaba impertinente tener que aguantar ciertas cosas. 
Para mí, ser huésped de aquella residencia no era estar presa ni inválida para vivir a tenor de mis convicciones."

En estas líneas podemos ver perfectamente reflejado el carácter de la protagonista.

Como también es asombroso que la autora aparezca en su propio libro. Le da un toque surrealista y entrañable.

Los capítulos de este libro podrían leerse de manera independiente, como si se trataran de cuentos. Pero juntos, leídos en el orden que nos marca Bárbara, podemos apreciar mejor las hazañas de esta genial mujer. Un libro divertido, entretenido y necesario para estos tiempos en que cualquiera que se atreva a vivir su propia vida sin que le importe  el qué dirán, es un valiente. Como Agustina. 

Prólogo de Fernando Clemont

El prólogo nos sitúa exactamente en la etapa de la vida donde se encuentra Agustina. 

"Son estas épocas de crisis un tiempo idóneo para las aventuras interiores, para los abismos y florecimientos de los personajes, también para pequeñas catástrofes."

Nos perfila a la protagonista: 

"...tiene mil caras: es coqueta, irónica, altiva a veces, larga como pocas pero también puede ser ingenua hasta la candidez."

Un prólogo culto, muy bien elaborado que nos ilustra y caracteriza a la perfección el libro al que abre paso.

viernes, 24 de agosto de 2012

Desde que tú apareciste

   Rondaba por mi cabeza la idea de crear un blog dedicado a dar a conocer libros clásicos. Quería ser una especie de descubridora de libros enterrados por los años y los siglos, por la gran oferta publicitaria de novedades de autores de renombre, por que muy poca gente habla de ellos...  En esas andaba  mientras echaba un vistazo a las publicaciones del club de lectura que administro en facebook. Repasándolas me sorprendió un video de Amparo Paniagua en el que recitaba uno de los poemas de su libro  "Desde que tú apareciste". Un libro precioso. Lleno de sentimiento. De mesita de noche y noches de insomnio... Para saborear el amor y el desamor...  Le dediqué un comentario sincero y tuve la oportunidad de entablar una breve conversación con ella en el chat. 
Allí le comenté la idea de este blog, y en un rapto de inspiración pensé también en esos libros  de autores desconocidos, no tan conocidos...  que al igual que sucede con los clásicos a los que antes me refería,  poca gente lee. Así que me dije: Será un blog destinado a dar a conocer autores del pasado y del futuro. 

Y aquí os dejo a esta poetisa del presente y del futuro:
Original Video - More videos at TinyPic
Original Video - More videos at TinyPic
Original Video - More videos at TinyPic
Original Video - More videos at TinyPic
Original Video - More videos at TinyPic

Los títulos de los poemas que corresponden a cada vídeo por el mismo orden:

1. A dos mil kilómetros de tu boca.

2. Así pasan los días.

3. No es el momento.

4.Vaivenes de un corazón.

5. Esto no es literatura.